las tortugas mas lindas

las tortugas mas lindas

martes, 1 de febrero de 2011

características generales de las tortugas marinas

Las tortugas, junto con las lagartijas,
serpientes y cocodrilos, conforman la clase
de los reptiles. Son vertebrados fáciles de
reconocer por su concha, que sirve de
protección para los órganos internos y
consiste de una parte dorsal llamada
caparazón y una parte ventral denominada
plastrón. La tortuga marina laúd
(Dermochelys coriacea) se distingue por su
caparazón suave, cubierto por una gruesa
capa de piel parecida al cuero. Las tortugas
carecen de dientes en las mandíbulas.
Tienen oídos primitivos, un excelente sentido del olfato y una buena visión bajo el agua.
Sus aletas son largas y presentan una o dos uñas reducidas en las delanteras, con la
excepción de la tortuga laúd, la cual carece de uñas. La cola es corta en las hembras y
más larga en los machos ya que estos la utilizan para sujetar a la hembra en el
momento de aparearse.
Las tortugas marinas son animales de sangre fría y utilizan la luz solar para
calentar sus cuerpos porque  no son capaces de mantener una temperatura corporal constante. Solamente la tortuga laúd es capaz de regular su temperatura corporal
controlando su flujo sanguíneo, permitiéndole
desplazarse hacia aguas más frías en busca
de alimento.  También,  el gran contenido de
grasa de su gruesa capa de piel actúa como
un eficiente aislante térmico que previene la
excesiva pérdida del calor acumulado. Las
tortugas marinas respiran por medio de
pulmones, emergiendo  periódicamente para
respirar.  Son capaces de bucear a grandes
profundidades, en especial la tortuga laúd, con
una profundidad máxima  registrada de hasta
1300 metros (Eckert 1989). Durante la
inmersión, las tortugas marinas bajan el  ritmo cardiaco y su cerebro trabaja con
concentraciones reducidas de oxígeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada